Si reflexionas sobre tus miedos, es probable que automáticamente pienses en el miedo al fracaso, a equivocarte, a las críticas, al rechazo, a no ser suficiente, a no ser capaz… te suena alguno, ¿verdad?… Sin embargo, pocas veces ponemos atención al miedo detrás del miedo… ese miedo a conseguir aquello que tanto anhelas… porque… si lo consigues, … ¿qué vas a querer perseguir después?… y peor aún, porque si lo consigues, es tan grande el temor y el dolor que produce su posible pérdida, que renunciaras, no querrás conseguirlo para evitar el dolor que experimentarás después… ¡Craso error!

Lee entero el artículo de Mariló Sánchez Fuentes, CEO y Fundadora CAMPUS-EMPRENDEDORES, en LinkedIn.